Un caminante y un espejo


Un caminante y un espejo, 
un camino y su vida, 
una historia y un principio.

Un caminante y sus pasos, 
dados largos también cortos,
así como la vida misma este refleja la suya,
juega un poco, se divierte, apuesta y se mira.

Hay pasos que cuestan un sudor de sangre, como duelen los que no se olvidan.
Un espejo y un caminante son fruto y jugo, son vida y muerte.
Que intrigante, porque no cruel perder en camino, que poderoso y magnifico encontrar también en uno.
Que lejos se ve esa línea, porque es como un oasis,
en la vida pierdo y camino, me paro y me caigo.

Y que pasa con el pensamiento,
¿porque duele un poco?, 
que pasa en un interior perdido,
en un espejo que esta nublado,
en un camino eterno y en un paso dado.

Como saber si resbalar y patinar sobre el camino es parte de la vida misma,
si caer es parte de un logro, si correr es solo una mentira.

Creo en ese estado, en ese estado maligno de hipnosis, que poseen los caminos,
¿En dónde, están las vías?, 
¿Las pistas sin impedimento, esas que carecen de límites?

Hay caminos en sic sac, donde vuelves y te vas,
hay caminos en círculos donde partes por el final y terminas por el principio,
todos caminos infinitos, incomprensibles, mas, que se puede hacer, uno no elige el camino.

Mientras camino y sigo dando pasos,
son pocos los pasos de los cuales me doy cuenta,
mas vivo en aparente apariencia, podría decir un mal uso de un espejo, seré honesto.

Menos vivo mi presente perfecto, porque de no elegir el camino, podría vivirlo, aprovecharlo, desnublar ese espejo y encontrarme.

Qué inconcluso, enigmático y sigo dando pasos, incluso retrocedo.
Somos como testigos de un asesinato en serie, sabemos que dependemos, perdemos porque no comprendemos,
incluso creo que como drogados caminamos, vivimos, respiramos, pero nunca nos observamos.

Un caminante sobre un camino, es como un don, como un superpoder, simplemente es pensar en el paso dos y estar en el paso tres.

Donde esta el presente, donde esta esa magia,
caminar dormido o muy despierto, simplemente caminando y no detener el paso.

Y que pasa si me detengo, será que estoy detenido y la que camina es la vida,
hasta los espejos se nublan y no se ira ha nublar mi vida.

Hablo de espejos, de espejos en mi vida,
que dejan ver y siegan,
imágenes que nunca volverán y con un poco de tristeza lo digo.

Porque soy sincero no vivo, simplemente voy en camino,
no se tampoco por donde voy ni menos a donde deseo ir,
no comprendo la vida, ni tampoco mi caminar,
simplemente como uno más busco
la llamada felicidad,
dando pasos en la vida con un espejo en el andar.