Racconto


Un pensamiento hermafrodita como lo dual de la vida. 
Estos dos necesarios se tejen y dan nacimiento como el mismo sol da una flor.
Unos sueños diría yo un poco alocados,
inentendibles, profundos, que hacen nacer el signo de interrogación en un pensar pausado, en espera. 

Cataratas de lágrimas me esperan por mis ojos y en mis hombros amarrado llevare el peso de la distancia, de mis sueños y de mi propia vida.
Horriblemente el eco del peso de esta, ha hecho memoria. 
Las imágenes rodeadas de deseos e impregnadas de recuerdos son por estos días los colores con los que pinto mi pasar.

Como entender mi locura propia, mis gustos, mis centros y mis bordes. 
Hablo del miedo y ha llegado el momento de partir. 

Soy un escultor de memorias pasadas de signos aún usados, de sentimientos que aún guardo.

Como en un rompe cabezas, me doy el tiempo de colocar cada pieza en su lugar y desechar la que no sirve, aunque con tristeza como un luchador que deja a un guerrero muerto para seguir su lucha, yo dejo para seguir mi vida.

Tengo un terrible dolor y ya extraño más que nada.

Me veo en un cuadro perfecto de paisajes soñados, mirando el mar y regalando algunas lágrimas a unas arenillas blancas que esperan un mar para saciar su sed,
yo espero la ola que me haga aceptar esta soledad.

Empiezo un nuevo camino, y pretendo cambiar mis trajes, así como lo hace la oruga al cambiar en mariposa.

Será una decisión difícil y aseguro que dentro de la soledad con que bañare mis sueños, brillará el recuerdo amoroso de sentimientos,
y estos grandiosos no tendrán distancia, harán presencia cada vez que tú lo quieras. 

La despida personalmente empezó, siento que nada podrá descifrar lo que siento y probablemente no dimensiono que dejo más de lo que creo y extrañaré más de lo que siento.

Estas ultimas semanas no han sido fáciles, he planeado un poco en lo medio, ni elevándome mucho, ni cayendo tampoco. 
Es como si la vida misma me hiciera un resumen, produciendome un encontrón con el pasado. 

Aún recuerdo hace un par de años, cuando pensé que lo tenía todo, cerraron mi boca los hechos y sentí que todo lo perdía.

Ha pasado lo que el destino quiso y lo que mis acciones provocaron.
Probablemente dentro de un recuento normal, aparezca la pereza del no aceptar, pero mis promedios personales son elevados y acepto más que nada el arcoiris inmenso que me toco vivir.

Miro como un niño mi venir y en una catarsis de ego mi espíritu juega a las probabilidades.
Siento más que nunca como explayan los sentimientos, y mi corazón apretado me llena de diapositivas en una vista perdida, en donde el horizonte ya no es la tierra en donde piso.

Trataré de sacar partido y luchare codo a codo con los miedos.
Impregnaré mi vida de toques dejados por la costumbre.
Tocaré el sol por la mañana y dormiré con la luna, encontrando mi nueva estrella.
Visitaré a mi súper yo, y plagado de energía brillará mi luz.

No olvidaré mis raíces, y estas se extenderán en la distancia.

"A medida que el tiempo se hace presente, siento un temblor en mi alma, sigo sintiendo miedo. 
Estoy en el momento y voy a dar el paso que siempre he querido.
¿Qué me espera? No lo se. 
Se que estoy preparado para dar un paso gigante en mi vida, 
y se que después de este nada será igual"

Confusión es lo que siento, ninguna decisión esta tan fácil como se ve.

He guardado, ordenado y cambiado la imagen de mi íntimo hogar.
He perecido en llanto propio al darme cuenta lo que tengo y he valorado más que nunca pequeñeces, diminutas e infinitas compañías.

He entendido al final de cuenta, lo glorioso, lo gigantesco que dejo.
 
"Este racconto impulsado en estos últimos días me ciega la vista,
y me hace en estos últimos días vivir y descifrar un poco lo que es mi vida, lo que era y lo que lo que le espera en un futuro no lejano"

La tortuga



"La nada" llego a mi puerta, tocó algunas veces.
La recibió un centauro que guarda orden y recibe almas casi gemelas en transición lunar.

"La nada", una dama noble, delgada, con rostro medio cansado, llena de sorpresa de ver tan testarudo centauro, que guarda hambriento mostrando su poca hospitalidad y su entrega a las pasiones animales, grito desperada por un espacio en mi hogar.

En las torres altas, (en donde descansan "los fantasías", aves sin alas que vuelan y son por así decirlo los ojos en tierras o en universos lejanos),
sonaban las campanas de alarma, que suenan cada vez que el centauro se vuelve loco, y su instinto animal desequilibrado lo lleva a asesinar. 

Mi mano derecha "El río", un amigo de esos que ya no quedan, me ha dicho innumerable veces que el centauro no es el mejor guarda puertas. !Para eso existen "Los almas", unicornios voladores que poseen un equilibrio perfecto muchas veces envidiado por los humanos¡

Siempre que hablo con mi amigo hermano "El río" me menciona lo de "Los alma".
Yo siempre le explico que mis padres, legendarios dioses de tierras destruidas por la cataquismos del vivir, tenían centauros hasta en las puertas internas de sus palacios.
¡Yo me crié con centauros, yo jugué centauros.... mi infancia completa la viví al lado de centauros!
Humanos....."El río" con terquedad dice al escuchar mis palabras.

"El río" tiene el don de tener visiones cuando su aguas se ponen claras, además casi siempre pasa lo mismo su caudal sube fuertemente.

Mi amiga "la culebra" que tiene su hogar en el árbol más grande del patio central, me explica que "El rio" sube su caudal cuando tiene pena.
Sinceramente aunque la culebra es una verdadera amiga, se corre el rumor que su larga vida la tiene en un estado mental detestable y que ya está en los últimos siglos de su existencia. 

"La culebra" en sus mejores tiempos poseía una fuerte inteligencia, acompañada de la viveza y rapidez. Además se dice que controlaba el espíritu de la vida y que tras su nacimiento y muerte se esconde el destino de la vida.

"El río" últimamente tengo que contarles que esta muy extraño, nunca vi su caudal más grande que en estos años, él me dice que en sus visiones ve toda mi vida. 
Se que de acuerdo a ellas conoce mi ser más que nadie y que su palabra es más que valedera. 

También me cuenta, que dentro del proceso más maravilloso de la vida esta el prefijo "Auto", y que no puede mover sus aguas en busca de visiones falsas que me convengan, por lo que con lastima me dice que las visiones son armas de doble filo, y que aunque la vida le dio el don de tener visiones, también posee el de hogar bocas ineptas.

El centauro, del que les hablaba hace un rato finalmente cayó al poso más profundo de "Las no ideas" (Lo tiene todo hogar y en él caen desde desechos de personalidades anteriores falsas, hasta malos compañeros, posiblemente guías del terror disfrazados de amigos),
dejando abierta la puerta y causando que hasta vientos fríos del infierno que queman hasta la fé personal, entraran en mi hogar. 

Gracias al viento del norte que guarda fuerza en las corrientes internas de los deseos. No se provoco un colapso total y aún poseo "Los fantasías" en las torres altas, "El rio" a mí lado es cada vez más fuerte, incluso le está naciendo "Una fuente".
La culebra me dijo que ellas son capaces de cumplir sueños. 

También comprobé, al callar las envidiosas voces del que dirán, que la culebra es la más cuerda de todos, recuerdo que "El rio" me decía que hay espejos que no siempre reflejan la verdad y yo muchas veces me miraba en ellos, bueno también eran regalos de mis padres, los dioses. 
Los guarda puertas ahora son "Los alma".
Sí el rio tenía razón con el equilibrio de "Los alma", las puertas de mi hogar están seguras;
También me explicó que cada guarda puerta como ser que vive en la vida posee dones, pero también posee debilidades cosa que yo sabía, pero esta descansaba en las ramas de la "No vista". 

Aunque descanso en un jardín florido, y veo el sol brillar......
El recuerdo, de mis padres los dioses de tierras que ya no existen, están presentes.
A veces recuerdo los centauros con los que jugaba, en una juventud llena de posibilidades, pero escasa en claridad solar, la que posibilita ver antes el don.

"El rio" mi fiel compañero sigue llenando de energía mágica una vida llena de incógnitas y al mismo tiempo me da las visiones necesarias para sacar a flote en sus aguas ideas que recorren de inicio a final.

El curso de mi vida sigue siendo si quiero una historia de cuento fantasioso antiguo, ideal para procesos mentales mágicos, que trepan y buscan ese don que posee cada especie, el cual ocupa y lo hace sobresalir.

Terminaré por tocar las campanas de las torres altas, esas que antes avisaban el desequilibrio asesino de los centauros, ahora avisan que es hora a "Las fantasias" de volar.

"El rio" me dijo unos de esos días, que dentro de sus visiones vio que yo iba darles finalmente plena libertad, y que no por tenerlas en las torres altas, eran realmente libres.

Les cuento finamente que "La nada" encontró socorro en mi hogar, y ella tiene el don "Del creer", y que en sus portales interminables espera ansiosa tener mi vida.

Que la culebra lleva años siendo amiga de "El río" y yo no me di ni cuenta,
y que aún tengo dudas.....bueno a todo esto "El rio" me dice que debería tener una "Tortuga", imagínense una "Tortuga",
"El río" y sus cosas....
me dice que esta tiene el don de
"La paciencia",
.........la paciencia, ¿Qué es eso?.....
!bueno para que vean, "el rio" y sus cosas¡

Mi segundo dialogo


Han pasado los 7 mares bajo mi puente y éste en continua construcción, deja transitar más de los cinco sentidos que se arrojan y recorren, que viajan y vuelven, que miran y se esconden.
He comprobado el milagro oculto de la templanza y el cuidado unipersonal del movimiento o del baile que es esta vida, dejando más de alguna persona fuera del carro que a veces manejo o a veces me lleva.
Han saltado de las nubes reacciones o han caído simplemente sorprendiendo, dejándome boquiabierta, pero han calado de la tierra otras que han simplemente degenerado, colapsando remaches y dejando claro lo fuerte, pero lo delicado que entrelaza las relaciones humanas.
He callado un poco mi instinto, el cual tiene arte en la letra.
Mi pensamiento volador glorioso, que migra y está en constante búsqueda, ha estado planeando más del tiempo necesario, abriendo los ojos subjetivos y también ventanas que antes cerradas aceptaban, pero ahora hacen caer aún más en el cuestionamiento.
Han salido al recuerdo retóricas frases y escenas, que congelan muy probablemente hasta el instinto más fuerte y caminante que poseo, pero estos mismos han sido capaces de confirmar más aún el semblante luminoso que contiene el propio arte.
He preferido el poco éxtasis de la vida manteniéndome en subterra, por lo mismo mi vuelta la hago con valor de guerrero y con la humildad necesaria que posee el fuego al conocer al agua.
Han prendido estrellas en el cielo y han cegado mis ojos, he descubierto pasajes misterios que no entiendo, que me asustan y confirman que el navegar muchas veces es solo, cuestionando si como navegante soy un mezquino, reafirmando que al llegar a muelle aparecen emigrantes, mientras otros bajan y me dicen nos vemos.
He perdido el gusto y lo entiendo, pero este ha permitido que florezcan maravillas en el huerto de mi patio, aunque mentiría que no existe maleza alguna en este mismo.



Bajo la sombra de una noche calma
se escondía y pedía ayuda,
bajo el sol que despierta y atraviesa
cultivaba pensamientos y plantaba ideas,
cementaba paredes alrededor,
pero dejaba sin techo un hogar.

Aún más viajero misterioso,
en busca y él lo sabe
por que así es la vida,
por que eso te toco,
por que tienes que vivir,
por que tienes que aceptar.

Simplemente hago tributo propio,
del propio zumo,
del lenguaje primario que tiene el don
de cambiar la noche,
de mover montañas.
Que aparezcan todos, que rimen y griten,
los espero ansiosos.
Las hojas siguen volando y buscan receptor,
mientras mi desdoblamientointelectual sigue vivo.

¿Sabes volar?


Semáforo en la esquina, semáforo en las otras, estoy alineado dentro de un juego de monopolio.
Mis acciones y mis arcas dependen estrictamente de como se esta dando el juego.
 
Baba de un perro enfermo, baba de un niño hambriento, paralelos diferentes, la misma acción quieta y asesina,
una nota estridente, para darse cuenta del egoísmo, del caminar apurado, del viaje sin retorno.
A ella quién me dio la vida, a él que me la quito, sin duda le doy gracias.
La mezcla perfecta, muy joven probablemente para salir a cazar, pero el momento perfecto para conocer, llegan los pasajes.
Estación de trenes, muy pronto la partida, inquietud en septiembre, el vagón me espera. 
Las puertas abiertas, miro hacia atrás, todo es distinto.
La mejor cancha rayada, limitada también, es preciso darse cuenta antes, que dentro del núcleo cambia el escenario, cambia la escena, los actores y yo también cambio. 
Ha terminado una etapa y recibo con brazos abiertos esta nueva. 
La estación de trenes esta llena, que forma de autoabastecerse, yo me voy, ¿Quién ocupara mi plaza?. 
Por ahí veo alguién sentado que fuma y mira esperando que alguién lo reciba, será lo mismo y la misma fotografía mia en un futuro. 
La luz del sol, proyecta un sentimiento y nutre todo a su paso. 
Una vez más en la ventana observo una montaña, una plenitud enorme, un camino posiblemente conocido, sin duda que necesito conectarme. 

¡Escuchaste!, hay alguien que llama de lo lejos, hace unos días me acordaba de él, 
él si que estaba conectado. 
Bailarinas de jazz imagino, trepadores de árboles también, aguas dulces, culebras hambrientas por que no, 
perdón llaman por teléfono, les manda saludo "el loco" me dice que hace tiempo que no lo visitan.
¡Palabra hermano! no te estoy mintiendo,
hace un poco de frió, no te imaginas como es esto, no sabes como extraño. 

Oye, si quieres alas solo pídelas, aquí esta llena de ellas ¿Sabes cúal es el problema? 
muy pocas personas saben volar.
Palabra que lo vi, estaba sentado. 
Estación de trenes, tren en destino, un abrazo apretado, unas alas y la pregunta,
¿Sabes volar? 
Ese día recordé muchas cosas, lloré por que ya estaba volando y era capaz de observar todo de otro punto de vista. 
Quise volar y encontrarme un poco con el pasado, también me dio miedo, sobre todo cuando la vi a ella. 
La espera ineludible, un café negro para esta mesa,
se aproxima el tren, me trae un pedacito de torta y un poco de wisky de su graduación me dijo.
 Yo lo espero con sus alas, quiero ver su cara cuando las vea. 
Anoche estaba lloviendo, recuerdo que era la última noche por estas partes. 
Cerré el candando de recuerdos, pero guarde la llave que los conecta. 

Desperté apurado, estación de trenes y muchas caras conocidas, unos lloran, otros ríen. 
Ultimo llamado pasajeros destino aborden el tren, una carta en la mano, una lágrima que deja estela, 

¡Pasaje por favor! y un curso rápido de vuelo, 
El manual decía: Aprender a volar. 
Cuando bajé, estaban todos, 
algunos más viejos, todos felices, 
algunos pedían alas, otros las tenían puestas. 

Mira que es grande la vida, escuche por detrás y la voz decía: 
¡Cada uno encuentra sus alas y su volar! 
 Claro, depende estrictamente de cada persona. 

El loco cuando llamó por teléfono, me dio un consejo,
¿No lo escuche o me hice el tonto?. 

Si hubiera sido más abierto hace años estaría volando. Al parecer me hice el tonto, posiblemente no era el momento. 
Diversas teorías, libros cerrados, libros abiertos, muchos caminos y pasadizos. 
Unas alas bien puestas, nunca solo. 
Solo una pregunta 
¿sabes volar?

Me propongo


Me propongo a examinar y a hacer un control diario, orientando mis acciones para que estas lleguen a ser perfectas.

Me propongo a dialogar y quiero que este dialogo sea fluido, aunque no vendría mal una cuota sana de interrupción. 

Me propongo a indagar hasta lo que no veo, que si existe, guardo o extraño, está presente aunque no se porque lo está.

Me propongo a interpretar, pero más gusta tener hermanos, compañeros de viaje, camineros que guían o poseen mapas de tierras que sólo en fantasía me acuerdo a ver visto. 

Me propongo a juntar las partes del todo si es posible, empezando por la autocrítica de la autocrítica y terminando por la aceptación de la misma.

Me propongo a controlar los instintos, pero sólo los que no nazcan de mi persona, sólo los que dejen escapar cuerpos inertes al arte.

Me propongo por descansar, pero nunca cerrando los ojos, y no porque quiero, si no porque no puedo dejar de estar atento a los cambios.

Me propongo a aceptar lo que merezco, pero no acepto quedarme tranquilo, merezco más de lo puedo ser capaz de aceptar.

Me propongo a ser correcto, corrección, mejor me propongo a ser incorrecto.

Me propongo a escribir palabras juntando letras, dejando que estas encajen perfectas, pero que no se dejen resbalar si no es necesario, ni menos que se agoten,
por eso lo de los ojos abiertos.

Me propongo a cantar donde sea, no importa el lugar, es mejor si nace un interés, si no, hay que encaminar para que este nazca.

Me propongo a no contarte, de eso que no quiero que sepas, y si sabes, lo tienes bien guardado.

Me propongo a mentir, lo más interesante es que no hay verdad ni mentira, si no sólo aceptación y una gota de entendimiento.

Me propongo a sentir, a seguir sintiendo, buscando debajo de piedras pesadas o livianas, viajando en los sueños o siendo uno más de los títeres que cuelgan del cielo.

Me propongo a escuchar mis palabras, tus palabras y las otras, poniendo hincapié en tus palabras, analizando las otras y mis palabras escucharlas en soledad.

Me propongo a orientar, y ser amigo del enemigo, conocerle, mentirle, sorprenderlo y aniquilarlo antes que él a mí, no existen los superhéroes.

Me propongo a ser libre, y quiero que el mundo entero lo sea, lo importante, una vitamina diría de honestidad, antes de dormir gotitas para ampliar el horizonte, y al despertar jarabe de aceptación a lo que no se entiende. 

Me propongo a terminar, mis palabras, y espero que dejen, no se vayan,
que sean como sean, ya no es culpa de las palabras, si no de no saber escuchar.

Me propongo a dormir, a estar tranquilo, aunque sea por unas horas,
a encantarme con los sueños, pero a aceptarlos también, a tener en cuenta que estos consumen energía y son capaces de provocar los llamados contrasueños. 
(Contrasueño: 1.Sueños que nacen del perfecto dominio de los sueños. 2 Ser capaz de soñar en un sueño mismo).

Me propongo a prolongar, a estirar el elástico, que es capaz de darte distancia de libertad, ese que es capaz de contraerse ante el miedo, pero le tengo respeto, su fuerza aún la desconozco.

Me propongo un punto final y si han pasado días, meses, años, me propongo de la misma forma, esa forma cambiante llena de mezclas en perfectas transmutaciones necesarias.

También me propongo nuevas metas, metas lejanas, cercanas, fluidas, simplemente metas terrenales, comúnes o no comúnes, también venideras con mástiles irreales, pero creíbles dentro de la esperanza guardada comúnmente por los humanos. 

Propongo y perdona si te saco de tu cautiva mentirosa lejana tranquilad, a respirar y ser lo que tengo que ser, a guardar lo que tengo que guardar y a escribir lo que tengo que escribir.

¡ Propongo un ejercicio, un juego, o como tu quieras llamarlo, te propongo defender tu arte!,
fortalecerlo, enrriqueserlo y cuidarlo.

"El arte está más cerca de lo que buscas, nace y se explaya solo, nunca muere el arte propio, el arte está en lo más profundo de tu ser, vive contigo, a veces se esconde, otras veces no nos interesa, sólo basta que lo recibas con los brazos abiertos, tu arte no te avandona, siempre está contigo, no avandones tu arte" 

Ridículos son aquellos que no conocen,
incrédulos son los otros que se creen,
entupidos algunos, esos que aparentan,
recelosos con ellos mismos, en busca de amigos para ellos,
suspicaces con otros, mentirosos con ellos mismos,
desconfiados porque mienten,
maliciosos porque quieren,
sospechosos porque desconfían,
picaros al nacer, arrepentidos al morir,
llorosos porque se sienten solos, felices, pero pisotones hasta con los que quieren.

Aquellos que no conocen esos ridículos
y creen que no existen incrédulos,
aparentan que son entupidos,
buscan en ellos mismos amigos recelosos,
mentirosos y suspicaces,
¿Por que maliciosos?
¿Por qué desconfiar de los sospechosos?.

Nacer al morir, pícaro el arrepentido,
felices y llorosos, hasta pisotean y se sienten solos con los que quieren,
no conocen ridículos aquellos,
existen incrédulos, creen,
estupidos son,
recelosos mismos, buscan,
y suspicaces,
¡que maliciosos!
por que sospechosos.

Nacer al arrepentimiento,
y pisotean, que felices se sienten, quieren,
ridiculos
existen,
incredulos
son,
recelosos
y
que
sospechosos
al
que quieren.

Cara a cara


Si pudiera explicar, y no puedo ser honesto, el daño es demasiado y el riesgo, para que hablo de riesgo, si apenas los conozco, caigo sobre mi propia verdad. 

Hay tierras que mis sueños no conocen y sueños que aún tampoco tengo, para que hablar de los que no recuerdo, no me admiraría en nada que la respuesta estuviera en uno de ellos. 

Lo más seguro, que mas de alguna persona se sienta recorrida con mis palabras.
¿Que quiero decir?, 
¿Tendrá real finalidad esto?,
¿Será lo indicado escuchar al corazón, o me hago el sordo y sigo manteniendo esto bajo lo sincero?.
Como dar claves a palabras libres, sinceras en el alma, pero mentirosas o simplemente no tan claras en esta tela tirante que es la vida, llena de historia, virgen a veces, gastada por heridas y mi pincel, los deseos, que al fin de cuentas es un lápiz esperando el sí de un corazón apretado con miedo a la honestidad. 

Aunque estoy tranquilo, no puedo negar que mi alma tiríta, la imaginación es demasiada extensa para un nivel normal de fantasias en la mente. 

¿Por qué el silencio acompaña este camino?,
¿Será que no camino solo y callo esperando respuestas más cómodas, o simplemente un alivio que en este caso tampoco se si lo deseo?.

Quiero ponerme honesto y publicar mi derrota, claro, mi derrota, pero una derrota al sentir, al sentir más puro.
Hay veces que es mejor ser derrotado que irse triunfante con el corazón apretado, no puedo luchar contra ti, ni menos mentirle a tu expresión maravillosa y a ese rico sentir que hacen lejos lo cercano y cercano lo lejos. 

Imagino estrellas plegadas sobre cielos prefectos y lunas extensas iluminando, pero dejando oscuro ese miedo siempre necesario,
ese que da ese gusto especial, dejando a la imaginación mil cosas, enrojeciendo, incomodando pero en fin, gustando más que nada. 

Hay varias cosas hechas, varias etapas logradas, pero no se aún que tan extenso es el camino, y siempre vigilante, nunca dejando escapar un detalle me cuestiono la real finalidad de esta expresión vigorosa, sí, realmente que no quepa duda la fuerza que está tiene. 

Creo que lo racional es el camino, pero su escalera hacia la ventana de emociones posee peldaños demasiado fríos, los cuales podrían congelar por completo una flor que no merece ser cortada, pero si merece, ser alimentada.
 
¿Qué pasa si escucho a mi corazón?, claro, ponerme cara a cara con mis sentimientos y gritarle al mundo, pero uno por uno, es lo mínimo que podría hacer,
el punto es el riesgo, el comienzo son las reacciones, 
¿Qué será capaz de provocar esto?, 
siempre sucede algo, ese es el miedo al no saber, a enfrentar lo que siento,
es por eso que prefiero mendigar y mantenerme bajo estándar.

Cuando callas o cuando yo callo, siempre se esconde algo, el pensamiento por favor, que no se una al corazón, son capaces de ahogarte si quieren, no hay como tener frió y sentir ganas de un día de sol, es algo tan natural, ni menos querer estar en la vereda del frente y tener miedo que al cruzar aparezca el destino y nuevamente comienza la historia.

Que sucesivo y engañoso es esto, y como si fuera nuevo bajo el descubrir, me dejas asombrado, y yo, que pensé que solo esto pasaba en las películas, hay que ponerle más ojo y cuidado, uno nunca sabe a quién tiene al frente. 

"Hay grandes bosques que nacen de semillas tiradas por el viento, grandes cosas que te que rodean y pasan, algunas que se olvidan, otras son caprichos, con algunas vives tu vida"

Ojos abiertos, y no quiero dejar escapar,
lo siento si hace daño, lo sincero muchas veces duele.

Ojos abiertos, y todo cambia,
no puedo ser mas honesto que ahora.
 

Soplo de pensamientos

Uno de esos días, recuerdo no fue a mucho, sentí miedo a cuestionar, sentí miedo al sentir y ser tan vulnerable al medio. 

Es tan fácil viajar en el carro de la ignorancia, más aún sin vergüenza, vivir simplemente el día sin preguntarse un porqué. 
A veces pienso en el llamado “equilibrio”, el cuál en su perfecta balanza tiene el don de empujar un destino o simplemente tabularlo. 

Cuando me cuestiono, mi mente es capaz de recurrir a una fuente exquisita de recursos, los cuales me asombran o simplemente,  pasan desapercibidos.
 
Cuando el recurso de la química hace mezcla y es posible observar un brillo distinto, sin duda que estamos presentes ante la maravilla del entendimiento.

Cuando lo didáctico de la física, mueve curvas personales o simplemente hace un ángulo invitando al diálogo, estamos presentes ante la fuerza de las imágenes o ante lo importante que es la primera capa. 

Sobre recursos, se mueve y mezcla sea desde lo más grande hasta lo más pequeño el don de interactuar. 
Seria interesante realizar un tratado de libre comercio con el pensamiento, y al mismo tiempo estudiar seriamente en realizarlo con tus pares.
Creo que es importante pedirle al gabinete del conocimiento, un trabajado acabado de nutrición cultural necesaria, para profundizar y dar paso propio al cuestionamiento, es importante ponerle énfasis al dialogo y a la honestidad. 

Es tan distinto pensar solo, que acompañarse de un amigo en las ideas,
es tan fácil navegar por mares de aguas calmas, y no pensar que algún día el oleaje puede ser capaz de darle la espalda.
Lo importante, los ojos abiertos, hay pequeñeces que son capaces de cambiar tu vida. 

Diferentes personas caminan junto a mí, trato de observar a mi alrededor y veo gente de todas las edades.
Inentendible para algunos, pasamos horas tratando de mejorar nuestras vidas o solo tratamos de hacernos más placentero algo que no comprendemos “el vivir”.

Bueno, todos somos distintos, es por lo mismo que creo en la balanza, y en lo personal estoy seguro que cada uno cumple un rol fundamente tanto físico como mental, entendiendo o no, es importante tener en cuenta lo primordial que es el uno para el otro, hay que estar atentos a esas señales, que cumplen el rol de llevarnos por el camino indicado.

El pasado tiene puertas, algunas cerradas otras abiertas, 
sin que queden de lado las puertas entreabiertas, está demás decir que hay lazos que no se olvidan, ni menos experiencias. 
Dentro de la claridad y el aprender a vivir con estos, está en cierta forma el primer punto a un futuro más claro, ya que el vivir y el aceptar realidades, es la primera etapa hacia la tranquilidad interior. 

Nunca fui más libre cuando le di la oportunidad a mi mente de explorar.
Estoy seguro que cuando sopla el viento, este quiere decirnos algo,
más aún, que nos querra decir un perro al ladrar, un pajaro al cantar.

Si hasta un mosca es capaz sacarnos del asiento,
! menos mal que no existen aún los dinosaurios ¡

¿Qué dirá el mar al chocar sus olas?, 
¿Qué secretos guarda en el alma esta existencia?, 
¿Seremos sordos o simplemente no queremos oir?

Por ahora es preferible poner un punto a parte, 
y seguir caminando. 

Actor principal


De repente todo cambió, era como antes,
tu sonrisa era la misma, esa que me enamoro.
Hace tanto tiempo que no afloraban los sentimientos, así como la primera vez.

Recuerdo que nuestras miradas se tropezaban,
recuerdo que también fui capaz de decirte “ te quiero”,
esa noche por dios podría nunca terminar, seríamos la pareja ideal,
pero nuestro amor depende del medio, del medio donde se exprese.

De repente cierro los ojos y veo que aún es posible,
claro sería todo más fácil si fuera como esa noche, probablemente llegará ese día en donde no tenga que esperar que llegue esa noche.

No me dejas de sorprender, dentro de tu lentitud, muestras apuro, dentro de tu apuro, me haces los días largos y las noches escasas al descanso, pero llenas en experiencia, me hacen vivir momentos que pensé que estaban agotados. 

Por la noche algunos usamos mascaras,
el reír, el vestir y el hablar, es parte de ello.
Hay veces en que nuestras mascara es nuestra propia identidad,
nunca fuimos más honestos que en ese momento.
De alguna forma todos somos actores, cada uno tiene su gusto a la hora de elegir, si es comedia, drama o tragedia.
El escenario lo elige la vida, y es de seguro que existe un gran libreto porque de penas y alegrías es la lucha hacia el reconocimiento del público, el cuál guardamos dentro de los anhelos y sueños. 
Esta lucha personal, camino extenso,
es el fiel reflejo de lo ínfimo, pero importantes que somos,
en fin todo esta relacionado, ¡claro, los papeles en la vida fueron asignado!
y depende de cada uno, del esfuerzo personal, 
ser el actor principal.
 

Mis secretos


Mi secreta soledad y derramo mil lagrimas,
mi secreta lealtad de la cual me pregunto ¿A quién le debo ser leal?
mi secreto hogar, nido de sueños.

Mil secretos guardo y mil veces he dicho mentiras
mil veces he dicho “te quiero"
mil veces, mil veces lo digo
mil veces por dios que te he herido.

Mi secreta voluntad, ambiciosa por lo mismo inoportuna,
prisionera de sed y hambre, inconformista por donde la mires,
prisionera del orgullo y terquedad, esa que alimenta el precipicio en donde descansan las aguas del bien y del mal. 

Mil veces me han dicho gracias
mil veces también de nada
mil veces no miro a los ojos
mil veces tampoco a la cara
mil veces me importas nada.

Mi secreto amar, pilar fundamental del sentir cotidiano,
navega por un índice elevado de buena-venturanza, mintiéndole al proveedor y dejando cesantes más de alguna esperanza.

Perplejo como la muerte, insoluble al amar
mi secreto amar es descarado
mi secreto amar es un secreto a la mar.

Mil y una vez pretendí dejarte
mil y una vez pretendí quererte
mil y una vez no se compara
mil y una vez te he extraño
mil y una vez te he negado.

Mi secreto al soñar, mi secreto al vivir,
mi secreto al volar, mi secreto al crear,
son amalgamas, son pequeñas lucecitas, dibujadas pintadas de color,
son lagunas, a veces son mares,
son frases con retórica, o un preludio a la imaginación.

Mis secretos guardo,
mi bipolaridad, mi secreta soledad,
mi pena y mi alegría.

Mis secretos guardo,
en cajitas, unas dentro de las otras,
de las cuales no me quiero desligar.

Mil y no exagero, te lo digo aún te quiero,
mil y no exagero, que difícil es el amor,
mil y no exagero, si te digo que eres todo,
mil y no exagero, soy un tonto en el amor.

La cotizada libertad


Cuando la noche prende faroles y los cerrados ojos abren las puertas de los sueños,tu libertad es erradicada por el estado,
por ese estado de sosiego, por ese estado de intemperancia,
claro, te entregas cerrando tus ojos, y tu cuerpo está sumido en vuelo, planeando en miles escenas un mundo muchas veces mejor.
Cuando hablo de libertad, hablo de la libertad que cada uno guarda en el fondo de su alma, esa que está cada vez, que quieres que esté.
Grito por la libertad, por ella, la que es capaz de dar a conocer el yo interior, más aún, solo es cosa que recuerdes, ese instante en donde tu verdadera identidad marchitó el espíritu que muchos guardan,
en donde sale el néctar de tu verdadera fuente, esa fuente sin molestias a sentir presiones, esas que aumentan el IVA y cierran tu espacio, esas que dan una mano, pero te cobran un ojo de la cara.
Cuando el sol del día ilumina la tierra y con ojos abiertos te das cuenta lo que te rodea.
Cuando las latitudes de combatientes en tu guerra interior tomen descanso y seas capaz de oír por un instante la gama de deseos infinitos que guardas.....
¿Porqué no oír solo por un instante el latido de tu corazón?, que en cada pálpito te da a conocer que estás vivo.

Quiero que seas capaz de escucharte un poco y decirme quien eres,
quiero que seas capaz de desligarte solo por segundo y decirme porque no eres feliz,
quiero que algún día estés tranquilo y que seas capaz de ver las cosas de otro punto de vista,
quiero que uno de esos días vayas para mi casa, esa que construyo no hace mucho tiempo, esa donde paso la mayor parte del momento, esa donde pasa el viento que sopla, y en su cantar se escuchan sonatas de esperanza, en donde, en donde existen cascadas de sueños, donde tú te puedes bañar. 
Solo descansa,escucha eso,
se aproxima otro viaje, ¿Estás preparado?.

Por culpa tuya perdí esta partida,
esa que nadie puede controlar.

Por culpa mía perdí aquel día,
perdí aquel día toda libertad.