Mis secretos


Mi secreta soledad y derramo mil lagrimas,
mi secreta lealtad de la cual me pregunto ¿A quién le debo ser leal?
mi secreto hogar, nido de sueños.

Mil secretos guardo y mil veces he dicho mentiras
mil veces he dicho “te quiero"
mil veces, mil veces lo digo
mil veces por dios que te he herido.

Mi secreta voluntad, ambiciosa por lo mismo inoportuna,
prisionera de sed y hambre, inconformista por donde la mires,
prisionera del orgullo y terquedad, esa que alimenta el precipicio en donde descansan las aguas del bien y del mal. 

Mil veces me han dicho gracias
mil veces también de nada
mil veces no miro a los ojos
mil veces tampoco a la cara
mil veces me importas nada.

Mi secreto amar, pilar fundamental del sentir cotidiano,
navega por un índice elevado de buena-venturanza, mintiéndole al proveedor y dejando cesantes más de alguna esperanza.

Perplejo como la muerte, insoluble al amar
mi secreto amar es descarado
mi secreto amar es un secreto a la mar.

Mil y una vez pretendí dejarte
mil y una vez pretendí quererte
mil y una vez no se compara
mil y una vez te he extraño
mil y una vez te he negado.

Mi secreto al soñar, mi secreto al vivir,
mi secreto al volar, mi secreto al crear,
son amalgamas, son pequeñas lucecitas, dibujadas pintadas de color,
son lagunas, a veces son mares,
son frases con retórica, o un preludio a la imaginación.

Mis secretos guardo,
mi bipolaridad, mi secreta soledad,
mi pena y mi alegría.

Mis secretos guardo,
en cajitas, unas dentro de las otras,
de las cuales no me quiero desligar.

Mil y no exagero, te lo digo aún te quiero,
mil y no exagero, que difícil es el amor,
mil y no exagero, si te digo que eres todo,
mil y no exagero, soy un tonto en el amor.