La tortuga



"La nada" llego a mi puerta, tocó algunas veces.
La recibió un centauro que guarda orden y recibe almas casi gemelas en transición lunar.

"La nada", una dama noble, delgada, con rostro medio cansado, llena de sorpresa de ver tan testarudo centauro, que guarda hambriento mostrando su poca hospitalidad y su entrega a las pasiones animales, grito desperada por un espacio en mi hogar.

En las torres altas, (en donde descansan "los fantasías", aves sin alas que vuelan y son por así decirlo los ojos en tierras o en universos lejanos),
sonaban las campanas de alarma, que suenan cada vez que el centauro se vuelve loco, y su instinto animal desequilibrado lo lleva a asesinar. 

Mi mano derecha "El río", un amigo de esos que ya no quedan, me ha dicho innumerable veces que el centauro no es el mejor guarda puertas. !Para eso existen "Los almas", unicornios voladores que poseen un equilibrio perfecto muchas veces envidiado por los humanos¡

Siempre que hablo con mi amigo hermano "El río" me menciona lo de "Los alma".
Yo siempre le explico que mis padres, legendarios dioses de tierras destruidas por la cataquismos del vivir, tenían centauros hasta en las puertas internas de sus palacios.
¡Yo me crié con centauros, yo jugué centauros.... mi infancia completa la viví al lado de centauros!
Humanos....."El río" con terquedad dice al escuchar mis palabras.

"El río" tiene el don de tener visiones cuando su aguas se ponen claras, además casi siempre pasa lo mismo su caudal sube fuertemente.

Mi amiga "la culebra" que tiene su hogar en el árbol más grande del patio central, me explica que "El rio" sube su caudal cuando tiene pena.
Sinceramente aunque la culebra es una verdadera amiga, se corre el rumor que su larga vida la tiene en un estado mental detestable y que ya está en los últimos siglos de su existencia. 

"La culebra" en sus mejores tiempos poseía una fuerte inteligencia, acompañada de la viveza y rapidez. Además se dice que controlaba el espíritu de la vida y que tras su nacimiento y muerte se esconde el destino de la vida.

"El río" últimamente tengo que contarles que esta muy extraño, nunca vi su caudal más grande que en estos años, él me dice que en sus visiones ve toda mi vida. 
Se que de acuerdo a ellas conoce mi ser más que nadie y que su palabra es más que valedera. 

También me cuenta, que dentro del proceso más maravilloso de la vida esta el prefijo "Auto", y que no puede mover sus aguas en busca de visiones falsas que me convengan, por lo que con lastima me dice que las visiones son armas de doble filo, y que aunque la vida le dio el don de tener visiones, también posee el de hogar bocas ineptas.

El centauro, del que les hablaba hace un rato finalmente cayó al poso más profundo de "Las no ideas" (Lo tiene todo hogar y en él caen desde desechos de personalidades anteriores falsas, hasta malos compañeros, posiblemente guías del terror disfrazados de amigos),
dejando abierta la puerta y causando que hasta vientos fríos del infierno que queman hasta la fé personal, entraran en mi hogar. 

Gracias al viento del norte que guarda fuerza en las corrientes internas de los deseos. No se provoco un colapso total y aún poseo "Los fantasías" en las torres altas, "El rio" a mí lado es cada vez más fuerte, incluso le está naciendo "Una fuente".
La culebra me dijo que ellas son capaces de cumplir sueños. 

También comprobé, al callar las envidiosas voces del que dirán, que la culebra es la más cuerda de todos, recuerdo que "El rio" me decía que hay espejos que no siempre reflejan la verdad y yo muchas veces me miraba en ellos, bueno también eran regalos de mis padres, los dioses. 
Los guarda puertas ahora son "Los alma".
Sí el rio tenía razón con el equilibrio de "Los alma", las puertas de mi hogar están seguras;
También me explicó que cada guarda puerta como ser que vive en la vida posee dones, pero también posee debilidades cosa que yo sabía, pero esta descansaba en las ramas de la "No vista". 

Aunque descanso en un jardín florido, y veo el sol brillar......
El recuerdo, de mis padres los dioses de tierras que ya no existen, están presentes.
A veces recuerdo los centauros con los que jugaba, en una juventud llena de posibilidades, pero escasa en claridad solar, la que posibilita ver antes el don.

"El rio" mi fiel compañero sigue llenando de energía mágica una vida llena de incógnitas y al mismo tiempo me da las visiones necesarias para sacar a flote en sus aguas ideas que recorren de inicio a final.

El curso de mi vida sigue siendo si quiero una historia de cuento fantasioso antiguo, ideal para procesos mentales mágicos, que trepan y buscan ese don que posee cada especie, el cual ocupa y lo hace sobresalir.

Terminaré por tocar las campanas de las torres altas, esas que antes avisaban el desequilibrio asesino de los centauros, ahora avisan que es hora a "Las fantasias" de volar.

"El rio" me dijo unos de esos días, que dentro de sus visiones vio que yo iba darles finalmente plena libertad, y que no por tenerlas en las torres altas, eran realmente libres.

Les cuento finamente que "La nada" encontró socorro en mi hogar, y ella tiene el don "Del creer", y que en sus portales interminables espera ansiosa tener mi vida.

Que la culebra lleva años siendo amiga de "El río" y yo no me di ni cuenta,
y que aún tengo dudas.....bueno a todo esto "El rio" me dice que debería tener una "Tortuga", imagínense una "Tortuga",
"El río" y sus cosas....
me dice que esta tiene el don de
"La paciencia",
.........la paciencia, ¿Qué es eso?.....
!bueno para que vean, "el rio" y sus cosas¡

Mi segundo dialogo


Han pasado los 7 mares bajo mi puente y éste en continua construcción, deja transitar más de los cinco sentidos que se arrojan y recorren, que viajan y vuelven, que miran y se esconden.
He comprobado el milagro oculto de la templanza y el cuidado unipersonal del movimiento o del baile que es esta vida, dejando más de alguna persona fuera del carro que a veces manejo o a veces me lleva.
Han saltado de las nubes reacciones o han caído simplemente sorprendiendo, dejándome boquiabierta, pero han calado de la tierra otras que han simplemente degenerado, colapsando remaches y dejando claro lo fuerte, pero lo delicado que entrelaza las relaciones humanas.
He callado un poco mi instinto, el cual tiene arte en la letra.
Mi pensamiento volador glorioso, que migra y está en constante búsqueda, ha estado planeando más del tiempo necesario, abriendo los ojos subjetivos y también ventanas que antes cerradas aceptaban, pero ahora hacen caer aún más en el cuestionamiento.
Han salido al recuerdo retóricas frases y escenas, que congelan muy probablemente hasta el instinto más fuerte y caminante que poseo, pero estos mismos han sido capaces de confirmar más aún el semblante luminoso que contiene el propio arte.
He preferido el poco éxtasis de la vida manteniéndome en subterra, por lo mismo mi vuelta la hago con valor de guerrero y con la humildad necesaria que posee el fuego al conocer al agua.
Han prendido estrellas en el cielo y han cegado mis ojos, he descubierto pasajes misterios que no entiendo, que me asustan y confirman que el navegar muchas veces es solo, cuestionando si como navegante soy un mezquino, reafirmando que al llegar a muelle aparecen emigrantes, mientras otros bajan y me dicen nos vemos.
He perdido el gusto y lo entiendo, pero este ha permitido que florezcan maravillas en el huerto de mi patio, aunque mentiría que no existe maleza alguna en este mismo.



Bajo la sombra de una noche calma
se escondía y pedía ayuda,
bajo el sol que despierta y atraviesa
cultivaba pensamientos y plantaba ideas,
cementaba paredes alrededor,
pero dejaba sin techo un hogar.

Aún más viajero misterioso,
en busca y él lo sabe
por que así es la vida,
por que eso te toco,
por que tienes que vivir,
por que tienes que aceptar.

Simplemente hago tributo propio,
del propio zumo,
del lenguaje primario que tiene el don
de cambiar la noche,
de mover montañas.
Que aparezcan todos, que rimen y griten,
los espero ansiosos.
Las hojas siguen volando y buscan receptor,
mientras mi desdoblamientointelectual sigue vivo.