El escondite, próxima salida la felicidad


Los escondites preferidos y valga la redundancia, 
son aquellos que escondemos y tenemos en secreto sin destello.
 
Más claro es echarle agua y aunque mojado quedemos, 
como ocultamos y nos cobijamos entre abrazados.
 
Prefiero esconder y pasearme sin artimañas entre las sabanas ciudadanas por donde recorren los cabizbajos,
y me refiero a los normales, 
no a los bigotudos ni menos a los que entre cuentan.

Les hablo a los ciudadanos de la vida, 
a los buscadores de tesoros en sus almas, 
a los inconformes porque son buenos y creo que hablo claro.
A los alegres por un rato y que viven del aparentar,
a los llorones porque no entienden y se sienten un poco solos,
a los débiles a la autodestrucción,
que pobres sin amparo,
a los ciegos de entendimiento,
y a todos aquellos que simplemente buscan salir del escondite. 
 
Pensando y dejando que la mente altiva deje brotar el máximo placer,
cito a luz y como lo hace un pregonero en su cantar, 
canto sin dejar fronteras por los descuidados escondites.
 
Pero no canto porque de cantor peco y desafino,
solamente trato y rallo, 
en un cantar que habla de escondites donde duermen escondidos volantines de vuelo alto y con libertad. 
 
Como enumeradas y en repisas finas de larga talla son los escondites,
y escondemos en los escondites,
y es que es obvio porque así lo pide, 
y con verso y sin verso me explayo y relato,
¿Porqué esconderse entre ramas y mirar avergonzado?. 
Sin duda me equivoco y aunque creo que no estoy loco,
creo que el ser feliz,
me importa un poco.

Dentro del núcleo magnánimo donde cada uno guarda sus delirios, 
existen arrojados pequeños salvavidas,
toques mágicos, actuaciones deslumbrantes, aplausos y agradecimiento al vivir.
Para que mentir, 
y menos a uno mismo,
el escondite más oculto es donde guardo el ser feliz. 
 
¿En qué toca y roza el destello diario,
que sucumbe como en vuelo a tierra y nos deja desamparados?,
¿En qué parte y donde la encuentro, el catarsis complejo del ser?
¿Por donde se fueron los sueños?
¿Y si ya es demasiado tarde?
¿En que lugar se guarda el libre respiro?
¿Dónde pierdo la razón de sucumbir ante la vida?
¿Dentro de que se guarda?
¿Y donde consigo aquella salida?
 
En una lucha de fuerzas se ha convertido la vida y el destino,
porque de esconder escondemos lo importante,
lo faltante.
Y me saco el sombrero y lo arrogo al aire,
y este cae, pero vuela,
y aunque por instantes lo recorre el viento y lo lleva,
el imaginar me deja ver que este vuela. 
 
Pensamientos mezclados con imaginación,
me falta solo ser actor en la vida.
En sombreros voladores creo,
sin duda a un paso del loquero, 
discúlpenme,
pero también creo en lo placentero de esta vida.
 
Creo en ser feliz y creo en aquel destello de ese rayo que ilumina el pasar.
No soy injusto y creo que todos merecemos,
la salida del escondite al encuentro de la felicidad.

Que importante ser honesto y aborrezco,
me retuerzo y me duermo, 
porque sin razón a veces ando por la vida sin atención.
 
Juro ante mi propia existencia salir del escondite,
y como un recién nacido abrir los ojos y ser feliz.
 
Volantines ya hable de ellos que vuelan en la vida, 
son los sueños de los hombres los que habitan,
una vida de retoques ilegibles,
de escondites varios,
hasta algunos sin comprender.
 
En la vida solo algunos se dan cuenta y tampoco creo que esté tan seguro,
sólo busco en la vida ser feliz.

La llave


Una llave de regalo me llego este año dentro de una caja encintada,
una llave, dirán ustedes 
¡y ese tipo de regalos!
 
Que locura,
que regalo mas extraño, 
mientras mi sonrisa agradecía aquel regalo.
 
Mira que linda llave me has regalado le dije
no presumas mi regalo, 
que no es una simple llave, me contesto como retando.

-Esta llave no es cualquiera, 
abre puertas, las que quieras,
ten cuidado las que abras, 
hay algunas con sorpresas,
cuida mucho esta llave, 
no la uses por tonteras,
ni que pase por tu mente el botarla ni venderla,
si el deshacerte es lo que quieres, 
regalándola te desprende.


¿Es una llave maestra?, 
le pregunte intrigado,
si es que abre puertas y abre cualquiera,
es un poco obstinado el usarla donde quiera,
me imagino abriendo puertas, invadiendo sin reserva.

-Esta llave te repito abre puertas,
las que quieras,
hay algunas de madera, 
como hay otras que ni esperas,
cuida mucho mi regalo, 
porque hay puertas traicioneras,
ten conciencia lo que llevas, 
no comentes esta escena,
esta llave no es cualquiera.

Agradezco tu regalo, 
me doy cuenta lo que tienta,
una llave que abre puertas, 
mas encima las que quieras,
llevaré solo una, 
ahora mismo me desprenderé,
de esas llaves que poseo para puertas y cajones,
solo una en un llavero desde ahora cargaré.

Abriré puertas, 
pasaré por donde quiera,
que aventuras próximas tendré junto a mi llave,
ni imagino por donde mis pasos me llevasen,
abriendo puertas encontraré respuestas.
 
El conocerlo todo ¡oh como tienta!

-imagínate solamente entrarás por donde quieras,
mucho ojo eso si, 
que la llave no te mueva,
esta llave abre puertas, 
no te he dicho que las cierra,
desde ahora está llave tentará, 
sin capricho ella misma te dominar.

¿Qué me dices?, 
esta llave no las cierra,
qué importa si ya las abres, 
no imagino el dejarla,
esta llave al usarla no le veo peligro alguno,
tanta intriga y tanto que me recomiendas.
 ¿Por qué desprenderse de esta llave?
 
-Sin pensarlo cometiste un disparate,
si quieres respuesta empieza por usarla,
te repito,
abre lo que quieras,
otra cosa,
no lo olvides que la llave no es devuelta.
 
Si me desprendo es porque yo,
ya no la quiero.

 -Solo úsala y te darás cuenta.

Yo nunca pensaría en desprenderme de esta llave,
hay que estar loco para regalarla,
desde ahora seré otro,
me llamaré el abridor de puertas,
no habrá ninguna que no quiera abrir,
entraré por donde mis instintos quieran,
sin tapujo te repito hay que estar loco para no quererla.

..................

He abierto puertas con mi llave,
descubierto mil respuestas,
como tienta abrir un par de estas,
conociendo el que dirán y el que piensan,
hubo algunas que no quise abrir,
también otras, me arrepiento.
Claro está,
como hay puertas traicioneras para que seguir abriendo, 
si esta llave no las cierra.
 
Ahora que la tengo mi deseo es no tenerla,
me imagino que te tienta,
el llevarla y tenerla,
ten cuidado te lo digo, 
que esta llave no es cualquiera.
 
Le he comprado una caja y una cinta de color,
si te llega de regalo,
recuerda sólo que no tiene devolución,
que abre puertas las que quieras,
mucho ojo eso si, 
que esta llave es traicionera.
Al usarla ten en cuenta que abre puertas y no las cierra,
pensarás que estoy un poco loco porque yo ya no la quiero,
sólo úsala una vez y verás que no te miento, 
esta llave no es cualquiera.


 

Se nos va la vida


Esta es la vida, 
simplemente la instancia,
la pura instancia con recorrido
desde un inicio hasta un final.
 
Este es el aire y esta es la tierra por donde cabalgan y corren los sueños,
Este es el agua y este el respiro por donde deseos figuran su pasar.

Esta es la noche que arrimada con estrellas te presenta la vida,
esta es la lluvia, este es el sol y esta es la vida,
este es el día, este el invierno, este es el viento.

 
Este los sueños, este es el agua y este los mares,
este es la vida y este el día,
este es el recuerdo y este es el presente,
una línea que divide a otra, una vida que se opone a otra.
 
Este el futuro como viento porque vuela, 

con molinos a la espera de la vida entregar.
 
La vida misma es como el sosiego, 

es como el oleaje,
es como las mareas altas en busca de un barco naufragar.
Es escalera y trampolín,
es como los cerros, como el aire, como las plazas, 
como las mareas bajas es la vida.
 
Y los recuerdos son como la vida, 

la cúal no se si pertenece, 
se escapa, vuelve o deja.
El llanto y la furia pertenecen a esta misma vida,
el dolor, 

la clemencia, 
la injusticia y la muerte también.
 
Se nos seca el alma, 

el corazón se aprieta y se nos va la vida,
se nos va pero vuelve.

Queda el recuerda y también queda el llanto,
porque quedan, 

sufren y viven los que viven en esta vida,
porque así es la vida y se nos va la vida, 

y pasan como vemos los años, se gastan por la vida.
El arte y la buena vida son pedazos de aire, 
burbujas íntimas, 
abrazos porqué no regalos,
son puentes y también existe la buena aventura de la vida,

el buen recorrido, 
la sonrisa tierna, el amor sincero, el decir te quiero.
 
Elemental es en la vida vivir en ella,
Contemplar, imaginar, abrir los ojos y escuchar,
porque la vida es poesía, prosa, rima y relato,
también es camino, es color, equilibrio y es respiro.



La vida es alegría, pero también duele la vida,
porque no siempre la vida es vida,
si todos tenemos vida ¿Porqué esta vida?

 
Y se nos va la vida, 

nuestras vidas,
porque es  injusta, pero es la vida
también la vida es de aceptar.



Se nos va la vida y esta la realidad,
que si es de dulce, que si es de agraz,

esta es la vida,
donde la vida pide vida.

 
Porque la vida es balanza, 

la vida es lluvia y tempestad, pero también la vida es sol y es horizonte.
 
Esta es la vida, 

la misma vida,
distinto lugar, edad, época o mirar.

 
Porque es la vida misma la que pide vida,
porque es la vida misma la que pide un lugar,
y se nos va la vida y se nos va el respiro,
se nos van los sueños, 

se nos va la luna y como las estrellas se nos va la vida.
 

Porque la vida es vida y se nos va la vida,
como por las manos se nos escapa el agua,
como el viento que lleva vida,
se nos va la vida.
Esta es la vida y digo vida que poco entiendo,
como un reloj atento eres tu vida,
con malestar y con despertar es esta vida,
porque nos dan vida y damos vida.

 
Nos rodea la vida, 

nos persigue la vida,
nos jugamos y reimos en esta vida,
nos caemos y morimos en vida,
se nos va la vida y se nos olvida.