Será mi corazón loco que me tiene perdido


Me he quedado en silencio y no por muerto
porque vivo y siento.

Me he quedado perplejo, congelado en vida,
¿Será que el pensar me arruina?

Pensaré que el amor tierno de una mujer clavada
tiene mi vida estancada.

Pensaré que peco en mi propio lecho
mientras me espero, mientras te espero. 
 
Me he quedado en silencio y aún más recuerdo
que le temía al silencio.
 
Me he quedado y tirito si es de amor ligero,
porque mientras pienso, más te quiero.

Pensaré que del amor y aún del silencio
si conozco es nada. 
 
Pensaré que extraño tu dulzor abrazado
tan bien tendido y tan bien tentado. 
 
Me he quedado pasmado,
hasta el silencio me ha callado.
 
Me he quedado herido,
del amor al viento y de la lluvia al tiempo. 
 
Pensaré que te conozco, 
pero que aún te extraño así como extraño el silencio.
 
Pensaré en mis ojos tan arruinados,
del llorarte y te extraño. 

Me he quedado triste,
tan cabizbajo simplemente te amo.

Me he quedado callado y del silencio recuerdo,
que si te pienso también te tengo. 
 
Pensaré que el tenerte es porque mis sueños son vida,
pensaré solitario y en la esquina continua donde pasábamos solos.
 
Me he que quedado encantado,
porque el amor de tus ojos son los que me miran pidiendo.
 
Me he quedado riendo, 
como abrazándote el rostro,
mientras beso tus labios y tu muerdes los míos. 
Pensaré que estoy loco, 
pero también consentido,
que es tu lado mas frió el que me tiene herido. 
 
Pensaré que tus uñas que se clavan pidiendo,
son las voces del cuerpo. 
 
Me he quedado besando y esperando un te quiero,
si es un sueño lo entiendo. 
 
Me he quedado pensando aún más en silencio,
que si te quiero te tengo. 
 
Pensaré y no dudo en seguirte amando,
y que pase el tiempo que vuele y nos lleve. 
 
Pensaré en el amor, 
aunque amar me da miedo,
es que aún no te olvido. 
 
Me he quedado y resigno, 
porque soy prisionero de tu amor y te pienso. 
 
Me he quedado pensando y de tanto pensarte,
no he podido amarte. 
 
Pensaré en un futuro y si de amarte me olvido,
será mi corazón loco que me tiene perdido.