Las ventanas


Las ventanas son como cuadros y son como cuadros para el hogar,
están pegadas sobre murallas, algunas cuadradas, otras redondas, 
de mil formas son las ventanas. 
Algunas no llevan vidrios y otras se vetan al mirar vergonzosas,
en las ventanas ocurre una obra de arte para el mirar.
Las ventanas dejan ver al ser querido que saluda de lo lejos,
también muestran la lluvia, el sol, la luna y las estrellas.
Las ventanas son cuadros en movimiento y son poco reconocidas las ventanas, pobres sucias y empañadas, 
en las ventanas ocurre una obra de arte para el mirar.
Hay ventanas mañaneras que saludan al amanecer y el sol les avisa cuando este despierta,
hay otras dormilonas que saludan por la tarde y el sol se les despide con el alba.
Hay ventanas solitarias y también ventanas mal cuidadas, pero no hay ventana que no quiera ver,
en las ventanas ocurre una obra de arte para el mirar.
 
Hay ventanas que son ciegas que nacieron para nunca despertar,
hay otras más afortunadas, que son testigos y pasajes para el pensar.
Las ventanas dan milagros y el pie perfecto para los sueños y la reflexión,
en las ventanas ocurre una obra de arte para el mirar.
Las ventanas cuando están abiertas, invitan,
cuando estas están cerradas esperan la invitación.
Hay ventanas que bailan con el viento y se golpean llamando la atención,
en las ventanas ocurre una obra de arte para el mirar.
Las ventanas también lloran y lloran porque las ventanas son los ojos,
hay ventanas familiares que se sientan a la mesa.
Hay otras que tienen el don de escuchar y prestar el hombro,
hay ventanas ancianas que llaman al recuerdo y suspiran el olvido, 
en las ventanas ocurre una obra de arte para el mirar.
Hay ventanas que miran a otras ventanas y se coquetean de lo lejos,
hay otras que miran por la espalda de los cerros y otras que se bañan con la brisa del mar.
Hay ventanas que son amigas, te abrazan, te despiertan y te levantan,
en las ventanas ocurre una obra de arte para el mirar.
Las ventanas son el arte del más puro movimiento de los colores,
las ventanas piden respeto, las ventanas respiran y exhalan.
Las ventanas tienen vida y te miran de frente,
en las ventanas ocurre una obra de arte para el mirar.
Y si en las ventanas ocurre una obra de arte para el mirar,
¿Por qué se cierran las ventanas? 
Si es como taparle los ojos al hogar.
 
Entre el acá y el allá están las ventanas simplemente esperando,
a estas les sobra la paciencia.