Loca


Fué como puse mis manos como si fuera un megáfono,
tomando aire llene mis pulmones y cada espacio de mi cuerpo como si fuera un globo, para gritarte ¡loca!

Sí eres loca,
y eres loca de remate, 
necesitas con urgencia vivir en un lugar donde solo viven locos, 
donde un loquero los cuida y está más loco que ellos mismos.

No serás muy loca para uno de esos sitios me pregunto yo, 
no serás más loca que el propio loquero, claro esta, 
hay que estar loco para entenderte y aún más que loco para perderse en tus labios y caerse en tus ojos cariñosos.

Hay que estar verdaderamente loco,
bueno por eso nos encontramos y chocamos de frente ese día,
por ese mismo motivo de locura viva también te prometí amor,
pero ahora en unos pequeños instantes de lucidez te grito ¡loca!

Porque puedes ser loca y vivir en la tierra de los sueños alocados,
pero no puedes vivir el amor con locura cuando loca eres y vives loca en la vida con tu locura.

Por eso te digo y repito una y millones de veces ¡loca!
porque te regale mi corazón y ahora te regalo mi aliento, 
solo para decirte loca y para que no olvides sencillamente que yo estoy aún más loco que tú, y hay que estarlo, 
para simplemente perderse en locura contigo. 

Hay que estar loco para jugar a los niños tomarse de la mano y creerse adultos,
hay que estar loco para volverse loco por ti y aún más entenderte y decirlo. 

Hay que estar loco para sentirse cuerdo y extrañar tus locuras cuando estas ausente.
Hay que estar más loco que una loca que conozco que me tiene más que loco, 
que me tiene maravillosamente loco, 
de esa clase de loco que les grita locos a otros,
de esa clase de locos que se vuelven locos por amor.