Despecho


Se apagaron las calderas,
y con un ruido ensordecedor,
aquí no ha pasado nada.

Los sueños quedaran como el magma,
pero perjudica no ser sincero,
porque el boomerang tarde o temprano volverá.

Las fotografías que enterraste,
la distancia es sólo una instancia,
y el verbo es solo el verbo.

El tiempo ante todo será el mejor juez,
la trampa hará retroceder,
y  las mascaras no servirán de nada.

Quien más que tú,
y yo,
que nunca supimos detener el rencor.

Como villanos en su guarida,
como serpientes queriendo caminar,
como globos que se pierden en lo alto.

Tendremos que vivir pensándonos,
respirando,
nunca olvidando,
siendo amigos del despecho.