Juramento


Cuantos años pasaron
que la lejanía se transformó en un acertijo,
mientras más te pensaba menos me contenía,
mis pasares parecían cataclismos vivos
pidiéndome al odio la conciencia
no volverme a equivocar.

Cuando menos presentía
hizo efecto el juramento,
como truco del mejor mago
que un día congelado,
rompiendo corazones
de dos enamorados
partió el mundo en dos.

El amor es el amor
lo demás son historietas,
preámbulos divinos,
trompetas y tambores,
todo lo que pasa,
el detalle y el destello,
nada se compara
al realmente verdadero.

El corazón es el corazón,
lo demás son regalías,
la verdad de la verdad,
cuesta más de una vida
darse cuenta del efecto,
que proponemos por defecto
al pobre corazón.

Si se firma un juramento,
transcurriendo el tiempo,
recordando en el olvido,
que ante el más leve suspiro
nunca se podrá olvidar.

Si se firma un juramento,
aunque pretendas que el olvido
se presente de etiqueta
y te hagas el desentendido,
no se podrá evitar.