Tu risa


Tu risa
se parece al sol
cuando por la mañana
abro mis cortinas.

Me deslumbro
ante la perfección
de los rayos
que tiene tu rostro.

Me enloquezco
ante la magia de tu sonreír
que me hace un adicto
a más que tus labios.
 
Qué alegría siento yo
cuando me atrapas al reír
desde lejos hacia mí
iluminando tu llegada.

Cuando pareces seria
y la risa se te perdió
me pongo impaciente
a que vuelvas a iluminar.

Tu sonrisa se parece al sol
cuando el frio llega a mí
y me quieres abrazar
con tu alegría.

Completamente enloquecido
de tu risa celestial
me has dejado
con el tiempo.

Pobre de mí
que tu risa ya no esta
conformándome mirar
el cielo inmenso.

Como si fuera una desgracia
vivo en cielos hoy nublados
porque no tengo tu presencia
ni menos tu sonrisa.

No me resignaré jamás
y algún día me veras
mirándote de frente
augurando algún eclipse.

Porque nunca te he olvidado
ni menos al sonreír  
ya que lo hago con tu luz
que dejaste en mi vida.