El día que llegué temprano a casa


De sorpresa por la casa me encontré a los gatos haciendo fiesta,
a las arañas rumbeando
y al perro tras la barra sirviendo cubatas.

Yo llegué y todos me miraron pasmados,
habían bragas y sujetadores camino a mi habitación
yo grité ¡se acabo la fiesta!
hasta que una gata me saco a bailar.