La canción del silencio


La canción del silencio
lo menos que tiene es silencio
en sus líneas,
la canción del silencio
lo que menos tiene
es silencio en sus líneas.
 
Bienvenido silencio a mi casa
cuando las palabras
las letras y los sonidos
se van de paseo a la tierra del “es mejor callar”.

Cuando la lengua se atrofia
musitando al corazón secretos
y el pensamiento queda en blanco transparente
tan blanco transparente que no se detiene ni ante el mismisimo silencio.

Cuando no hay nada que decir
naciendo la mudez como mejor respuesta
ignorando por completo
y olvidando la conciencia.

Cuando te lanzan dardos por la espalda
que alcanzan a tocarte el corazón,
besos por la frente y te dicen te extraño
queriendo en realidad decir: espero que no me hayas olvidado.

Cuando se olvida que ha pasado
bastante agua bajo el puente
y no se tiene presente
que se ha dañado con el silencio más de alguna vez.

Cuando retornas a mi vida
y me gritas al oído
esto no está permitido
es mejor que me vaya de una vez.

Cuando pasan siglos sentimentales,
minutos de relojes molestosos
los cuales son olvidados
y a ver si nos volveremos a ver.

Cuando retrocedo mi vida
topándome contigo
haciéndonos los tontos
y nos miramos de reojo al decir adiós.

Cuando las puertas quedaron abiertas
las llaves extraviadas con ganas
los instintos presentes
y los compromisos olvidados.

Bienvenido silencio
ya estás en mi casa
vive tranquilo un rato
hasta que mi corazón vomite.

Mis palabras tristes
mis recuerdos prisioneros
mis lagrimas futuras
y mis recuerdos solitarios.