Nada que decir


Cuando no tengo nada que decir
el silencio es capaz de transportarme,
transportarme en gigantescas naves a propulsión
que no anidan en ningún sitio….
van de lugar a lugar
escudriñando secretos,
asaltando la intimidad
y alejándose deprisa,
muy a escondidas
para no ser vistas.