Respira simplemente respira muchacha


Tanto que piensas
que el pensar te hace mal muchacha,
no vez como tus pensamientos rompen tus contornos
arrancándote el asombro
y deteniendo tu sonrisa.

No se puede vivir pensando y pensando muchacha,
has perdido tu cabeza por lo qué no está sucediendo,
pareciendo rama de árbol ajeno,
lluvia de capital soleada
y carrito sin ruedas que se arrastra y que se arrastra.

¡Vuelve ya!
de esos pensamientos
que te roban
y dejan tu cuerpo
vacío.

No estrelles
tu quietud con tu ansiedad,
¡respira
simplemente respira,
respira muchacha!.