Adán el verdugo que llevamos dentro

  
Siete miedos han caído
sobre los hombros de
Adán,
el verdugo
que los envía con sus
ojos
de taladros
al edén.
Culpa tiene por el miedo
de ser mono
o súper hombre,
pisa cabezas
y no mira atrás,
dispara abrazos
de medusas
cerrando
los ojos
y se queda solo,
se queda solo
ahorcándose con sus
manos
llenas
de sangre
de frutas
podridas.