Tu mano


Tu mano,
araña
de cinco patas
con tacones
y puestas de sol,
se perfila,
retrocede eternamente,
descansa,
muerde mi mundo por instantes
que palpita,
se oscurece
entregando
sus explanadas
sus montes
y sus riquezas.