Desgracia la tuya, impotencia la mía


Por qué no es fácil
congelar la risa en la cara,
abrirse la camisa y ver el corazón
tendido en las hamacas del bienestar….
entre palmera y palmera
bebiendo tragos tropicales
fluorescentes
mientras suena la canción
que habla de un futuro sin cuestiones
sin pasados ni pesares,
donde la casa
esta levantada en el horizonte
para que bailes
con el sol
y te ahogues en su sueño
lunático por la noche.