No somos agua ni menos arena


Luces destellantes,
panoramas de colores
 pensamientos y lagrimas
haciendo el amor
en los tejados del recuerdo
y yo,
que parece que estoy un poco más gordo
y tú,
que parece que ya no estás…..

El cabro chico chocando
su auto color rojo
en los muros que tienen
escritos de gente que pide libertad,
y encienden
velas por las noches
que mira el cabro chico
tras las cortinas,
sin entender
sin preguntar
quedándose dormido
para despertar
corriendo libre por las calles
con alas de pichuelo
que aun no le hacen 
volar.

 Y yo,
camino por las calles
de una ciudad cada vez mas mía,
tan mía como tuya
porque estas durmieron en tus sueños
una vez.

Y yo,
soy el elegido
para esta misión
y el mundo tiene que saberlo
que no existe mayor valentía
que aceptar el propio camino,
cogiendo los sueños
como si fueran frutos
del árbol que todos los días debemos regar….
Desde antes de la leche en teta
hasta después del último gin con tonic
 busca ser libre….
No somos agua ni menos arena
en esta playa,
las rocas se bañan con la espuma que bota la boca del mar,
las gaviotas se comen los pájaros sin alas
y nosotros, caminamos perdidos
teniendo miedo
de lo que nosotros mismo deseamos.