Preludio anónimo


Perfume de temporada
olores mañaneros se confunden con los de la noche:
“Es que hoy me he levantado más alegre y cuelgan manzanas rojas de mis mejillas”,
parecieran perfectas cuando paseando por jardines de maleza gris
confundo la realidad de sus ojos al decirme adiós,
es que me miran para morderme los pies
para tocarme la cara y por las penitas que he vivido
para cogerlo de su corbata y bien de cerca decirle: “ tú eres mío”,
levanto mi mirada donde escasean hombres con corazón de chocolate
para perderme en la multitud que deja un camino directo a mi casa
y hoy me dormiré más temprano.

De lápiz labial se han pintado las calles
y cuidado con los agujeros que dejan mis tacones,
con galletas rosas y un te calentito espero a que tocas la puerta
y si mis calcetines tienen tanto glamour como mi ropa interior
Imagínate mi sonrisa invadiendo tu mañana
mis besos cayendo en tu cuerpo
mi pelo bañando mi espalda
tus manos sosteniendo mis caderas movedizas
tu sombra pronosticando mi presencia entregada
tus ojos cerrados pidiendo en secreto mi cuerpo
y tu pijama
un huequito bajo mi almohada.