Día tras día



Las botellas vacías al basurero
y mis malditos nervios también,
cabeza de candado
músculos fríos
articulaciones fritas
paseo con Candela,
el tabaco cada día está más caro
mi cartera parece inmensa  
y el jamón serrano me recuerda al charqui,
mis ojos y los del mundo:
la cara del universo,
que fantástica congruencia me comentan los arboles
que llegaron a mi lado de sorpresa
para irse de charleta 
por la aorta  y el eructo
y tras las risas y las configuraciones
vuelven a ser paisaje
y yo vuelvo a ser casa.
La estufa encendida
las calles vacías
la siesta hoy fue más larga
el coche esta averiado
y más que perder un ojo
lo atribuyo a un maleficio
a un virus de boca en boca
o a una enfermedad auditiva,
mañana bien temprano a comer cabezas
mascarlas
vomitarlas y volverlas a comer,
corbata más bien suelta
zapatos lustrados
el viento abre la chaqueta
sobrepeso de cinco kilos
y la xenofobia me resbala, 
en este mundo hay de todo:
muy simplones pero testarudos
muy risitas pero peluseros
muy patriotas pero contrabandistas
y yo me juego la vida
la mantequilla
las paltas
tu sonrisa
tus noches
tus mañanas
pero me olvide de sonreír
de besarte y contagiarte los labios
te pido perdón,
fue culpa del día a día
de aquellas heces caninas que no trajeron remuneración
del autobús que paso más temprano
del maldito que se yo te puedo decir
simplemente lo siento,
la ola de frio propone a mis manos quedarse en los bolsillos
contar las monedas
bajar la cabeza
y subirla hasta el cielo
pasando del mundo
y esperando de las nubes
señales sublimes,
objetos voladores no condimentados
amiguitos verdes no enfurecidos
súper poderes instantáneos tras una abducción amiga
y la buena nueva a la participación  en un plan ultra secreto,
me canso
la lengua barre el suelo
me vuelvo a conectar
sírvanse a participar
en el mundo perfecto,
no me entienden
y no me entiendo
sueño y adelanto
recopilo y desordeno
me estoy volviendo ibérico
alimentado con patatas como un buen sudaca
y  mañana pronostican
sonrisa matutina
y vuelta a casa para abrazarte
contándote que el mundo ha sido mío,
será otro día
si estamos tristones
con la perita pa` lante
y la candela creciendo
como crece su plato
su rabo y la gente que oye sus ladridos
soñando con tal vez
que llego a casa
me abrazas
y  traigo buena nuevas
déjame decirte amor que:
los problemas se han acabado
hoy podemos vivir el día a día.