Pensar


Pensar
que donde estoy es donde mis sueños y mi corazón me condujeron,
el cortinaje baila la danza de los ojos tapados por agua
y el balcón me espera con sus brazos de catapulta para lanzarme a Chile.

Déjate llevar me dice, déjate llevar
vuela buitre negro y convierte en cóndor,
pero no olvides por favor no olvides regresar a España,
que acá también te quieren.