Fin del mundo




Queriendo pronosticar
los tiempos venideros,
los cielos azules
se tiñeron de rojo
los mares esmeraldas
se pintaron de negro
y mis ojos vendados
no pudieron verlo.