El secreto de las gaviotas gritonas


Una eme de plata vuela en el cielo
¿Será un proyecto aéreo ultra secreto?
De un lado al otro se agrupan
formando una gran flecha
que atraviesa el viento.

Vuelan y se alejan
llegan a lo alto
desaparecen
se enamoran en el cielo
bajan
y llaman desesperadas
al que prometió 
amor duradero. 

Olvidar para olvidarte


Quiero que sepas que hoy doy comienzo a la operación ultra secreta llamada:
 “Olvidar para olvidarte”. 
Una operación a corazón abierto
una flor que se pudre contenida en un macetero
una luz que se apaga para siempre regalándole su ultimo destello a la noche
un adiós que no tiene eco en el recuerdo
ni en la sangre
ni menos “post mortem”. 

Quiero que sepas y que no se te olvide
que ya no habrá golpecito en el culo al despedirse
ni intercambio de miradas
ni cuestionamientos varios
ni destino maldito destino
ni besos ni despedidas telenovelicas
y prometo que él “ hasta nunca” será “hasta siempre”.

Ayer soñé, 
me encontraba contigo
de frente sin siquiera pestañar
como dos trenes que jamás se besan,
pero rozan sus mejillas al cruzarse,
fuimos dos hojas del mismo árbol
dos caminantes más que cuentan sus pasos
dos corazones impolutos
dos mundos dormidos
un par de desconocidos
que siguen
y no se dan jamás la media vuelta.

Sincronización idílica


La avenida
los arboles
el cemento fresco
las esquinas secretas
el nervioso polvillo
las meadas de los perros
el envoltorio de caramelo que aprendió a volar
los pasos peatonales
y los semáforos preocupados.

El autobús florecido
las nubes grises en verano
el bar que bosteza
el viento menguado
el calor del pueblo
la transpiración de los años
la nostalgia de las fachadas
y la superposición de los seres
unos ahí y otros allá. 

El ganado ha despertado
las ventanas hoy se han excitado
se respira combustión
y los chicles siempre vendrán bien
si lo que quieres es:
terminar pegado y gritar:
“Yo pertenezco a este mundo”

Las ratas duermen
los fantasmas aún están nerviosos
los focos están dirigidos
los ojos inmaculadamente adiestrados
el paisaje parece más bello
y hoy
me he quedado mirando los detalles. 

Lector identifica a famoso poeta y le pide que le autografíe su último libro


Recorcholis!!! (Responde el poeta)
Lo he dejado olvidado
permiso, perdonarme dejarme ir 
tendré que ir a por él
bueno, también puedes ir tú ¿no?.... que vaya el interesado… 

Lo reconocerás fácilmente, 
los poetas huelen a tinta
y al caminar emiten el ruido de las maquinas de escribir,
por sus movimientos constantes
acercando la boca a la jarra
no confundas acercando la jarra a la boca, 
cerveza, le gusta la cerveza no lo olvides
con cuerpo y con color
que transpire, llore y lave los pies del poeta,
pero cuidado!!!
hay veces que cambia los muebles
pinta las murallas
y alfombra los pisos para pasar desapercibido.

La última vez duró
dos semanas y siete horas nefastas fuera de casa
llegó golpeando la puerta y gritando:
"Piedad,
tengan piedad del poeta por favor".